Las cejas y pestañas hacen una importante contribución a la simetría facial y al aspecto que tenemos ante los demás. Una persona sin cejas o pestañas puede sentirse muy afectada por su aspecto. Los trasplantes o la cirugía reparadora pueden ayudar con frecuencia a recuperar las cejas y pestañas.
Las cejas y pestañas se pueden perder por diferentes motivos:
•    Traumatismo físico: por ejemplo, accidente de coche o quemaduras de origen térmico, químico o eléctrico
•    Enfermedades sistémicas o locales que causan la caída de las cejas o pestañas
•    Incapacidad congénita para el crecimiento de cejas o pestañas
•    Extracción del vello con pinzas para dar forma a la ceja que puede provocar una pérdida permanente de vello en las cejas
•    Tirones obsesivos autoinfligidos en cejas o pestañas (tricotilomanía)
•    Tratamientos médicos o quirúrgicos que provocan la pérdida de cejas o pestañas, por ejemplo: radiación, quimioterapia, resección quirúrgica de un tumor.
La causa de la caída de cejas/pestañas se evalúa en el historial médico y se realiza un examen antes de valorar la restauración capilar:
•    La enfermedad sistémica o local debe estar controlada para garantizar que la restauración capilar tenga éxito
•    Se deben tratar los tirones obsesivo-compulsivos (tricotilomanía) para garantizar que el paciente no se arranque también el pelo restaurado
•    Las lesiones traumáticas, quemaduras o la cirugía pueden provocar la formación de tejido cicatrizante, por lo que puede ser necesaria la cirugía reparadora antes de realizar la restauración de cejas/pestañas. El grado de caída de las cejas puede variar de completa a parcial; el grado de pérdida puede ser un factor que se ha de tener en cuenta a la hora de elegir un método de restauración.
Algunos pacientes no tienen pérdida de pelo en las cejas/pestañas, pero quieren mejorarlas por motivos estéticos.
Restauración de vello de las cejas
Hay varios procedimientos para la restauración de la totalidad o parte de las cejas:
Trasplante de microinjertos o de cabellos individuales desde la zona donante a la ceja y una solapa reconstructiva que lleva una tira de cabello desde otra zona a la ceja.
El paciente y el cirujano deben llegar a un acuerdo sobre el procedimiento que mejor se adapte a las necesidades del paciente. Los procedimientos de restauración de cejas y pestañas normalmente se realizan de forma ambulatoria. Las complicaciones posoperatorias se limitan normalmente a dolor e inflamación de carácter leve.
Reconstrucción de cejas usando solapas o injertos
La cirugía reparadora se ha utilizado durante muchos años para recuperar las cejas perdidas ya sea de forma completa o parcial. Las consideraciones técnicas y las necesidades del paciente determinarán el procedimiento reconstructivo más adecuado:
Trasplantes: una tira de piel con vello y tejido subcutáneo se extrae de la zona donante del cuero cabelludo y se injerta en la zona de la ceja preparada quirúrgicamente. El procedimiento de trasplante se realiza seleccionando una zona del cuero cabelludo con vello donde el pelo tenga la textura y la orientación adecuadas para hacer las funciones de vello de la ceja. Los microinjertos de uno o dos pelos colocados sobre incisiones se deben utilizar para la reconstrucción de cejas.
Tiras de pedículo del cuero cabelludo a la ceja (de uso menos frecuente): tira de tejido extraído de la zona de la sien justo delante de la oreja, con su propio flujo sanguíneo (una parte de la arteria y vena temporal) incorporado. Este tipo de injerto con flujo sanguíneo incorporado se denomina solapa de pedículo. Una vez que se ha extraído la solapa de pedículo, la zona receptora (la ceja) se prepara para recibir la solapa. Se crea un "túnel" subcutáneo desde la base de la solapa del pedículo hasta la zona de la ceja receptora; se tira de la solapa a través del túnel y se sujeta en la zona receptora con puntos de sutura. El flujo sanguíneo de la solapa de pedículo nutre el tejido injertado hasta que este desarrolla su propio flujo sanguíneo a partir del tejido circundante. Puede ser necesario "domar" el vello que crece de los injertos y pedículos con gel o cera para que crezcan pegados a la piel como el vello de la ceja; también puede ser necesario cortar el pelo injertado de vez en cuando.
Trasplante para corregir la caída del vello de las cejas: la finalidad de trasplantar pelo a la ceja es reproducir el contorno natural de las cejas. El paciente y el médico deben colaborar para definir la zona de la ceja que se ajuste a la simetría natural de la cara del paciente. Dependiendo del tamaño de la zona que se ha de trasplantar, puede ser necesario realizar más de una sesión de trasplante; es habitual realizar dos o más sesiones con varios meses de intervalo entre ellas.
El pelo donante para el trasplante se toma de una zona en la que el pelo sea más bien fino, en lugar de hacerlo en una zona donde sea más grueso; el pelo más fino "es más adecuado" para sustituir al vello de la ceja. El pelo donante se trasplanta por medio de microinjertos de uno o dos cabellos. Cada injerto se coloca en una incisión realizada con ese fin. El uso de cabellos individuales o microinjertos permite recrear de forma meticulosa el contorno de la ceja para que tenga un aspecto natural.
Como el cabello trasplantado crece en su nueva ubicación, puede ser necesario cortarlo de vez en cuando y "domarlo" con gel o cera.
Restauración del vello de las pestañas
El trasplante es el único procedimiento utilizado para restaurar el vello de las pestañas. Se trata de un procedimiento sumamente especializado que realizan muy pocos cirujanos. Al igual que ocurre con las cejas, el pelo donante para el trasplante debe ser más bien fino. Todos los injertos son cabellos individuales colocados meticulosamente en el párpado. Con tan solo seis cabellos se puede obtener un efecto natural.
El picor constituye una de las complicaciones posoperatorias más frecuentes y problemáticas. Si el paciente no puede evitar la tentación y se rasca, corre el riesgo de desprender los injertos y generar una infección. Se pueden usar gafas para evitar rascarse. Los dermatólogos pueden recetar medicación para aliviar los picores.
Para lograr domar el cabello trasplantado a las pestañas se puede utilizar aceite y un rizador específicos para pestañas.

Si desea obtener más información, consulte Trasplantes de pestañas: quién, por qué y cómo
 

Share this article:

Twitter icon
Facebook icon
LinkedIn icon