Turismo médico: El bueno, el malo y el feo

Turismo médico: El bueno, el malo y el feo

 

Con el auge de Internet y la globalización, el mundo está literalmente en la punta de nuestros dedos. No solamente podemos cruzar fácilmente las fronteras para viajar por placer y turismo, sino que también es posible visitar casi cualquier país para hacer negocios o comprar bienes y servicios.

En los últimos años, este mercado mundial abierto ha dado paso a otra tendencia creciente: el turismo médico. Según estadísticas recientes recopiladas en la publicación Patients Beyond Borders: World Edition, se estima que el volumen del mercado para el turismo médico es de $45 500 a $72 000 millones de dólares (USD), que representan aproximadamente a 12 millones de pacientes alrededor del mundo en busca de un tratamiento médico más allá de sus fronteras.

Si bien la idea de explorar lugares exóticos puede ser un factor que impulsa a una persona a buscar procedimientos médicos en el extranjero, con frecuencia los pacientes consideran el turismo médico desde un punto de vista económico, ya que el costo de muchos procedimientos puede resultar sustancialmente más económico cuando se realiza en otro país. Esto es particularmente cierto en el caso de las cirugías estéticas, que se encuentran entre los principales procedimientos vinculados con el turismo médico. Debido a que en la mayoría de los países los seguros médicos no cubren procedimientos cosméticos, tales como trasplantes de cabello, el atractivo de cirugías más económicas en un país extranjero podría ser la oferta justa que algunos pacientes están buscando.

Pero como reza el viejo dicho "Si algo es demasiado bueno para ser verdad, probablemente no lo sea", los consumidores deben ser extremadamente cautelosos cuando consideran un proceso de restauración capilar en el extranjero, y deben hacer bien su tarea antes de comprar los boletos y empacar sus maletas. Muchos especialistas en el campo de la restauración capilar han observado varias complicaciones provenientes de estas "clínicas baratas" que ninguno de los pacientes esperaba.

¡Cuidado comprador! Las cirugías baratas pueden costar caro

En un mundo ideal, todos los médicos deberían regirse por el Juramento hipocrático, mediante el cual juran mantener los estándares éticos más elevados en la práctica de la medicina. Sin embargo, la realidad es que esto no siempre ocurre. Cuando se trata del turismo médico, ciertos médicos o comerciantes pueden aprovecharse de prácticas poco éticas, como avalar publicidad engañosa con su licencia para atraer a pacientes con pocos conocimientos a clínicas que prometen cirugías baratas en "manos de expertos". Pero, en el caso clásico de una oferta tentadora y engañosa, no son médicos quienes efectivamente realizan las cirugías de trasplante del cabello. Según el lugar, esta puede ser considerada una práctica ilícita que podría generar graves consecuencias para los pacientes.

Y el problema se complica más dado que en los diferentes países existen diferentes leyes y reglamentos que rigen la práctica de la medicina, entre lo que se incluye quién puede realizar una cirugía y dónde puede hacerlo. Por ejemplo, Turquía se ha transformado en una zona turística atractiva para trasplantes de cabello, principalmente por la promesa de cirugías más baratas. Sin embargo, recientemente han salido a la luz informes acerca del mercado negro de clínicas de trasplante capilar en Turquía, en las cuales técnicos (en lugar de médicos) realizan trasplantes de cabello en hospitales o clínicas privadas, y las compañías de comercialización reciben un pago por recomendarlas.

Cuando personal no médico realiza la cirugía de restauración capilar, los pacientes corren el riesgo de recibir un diagnóstico erróneo, de que no se les diagnostiquen trastornos relacionados con la pérdida del cabello y otras enfermedades sistémicas relacionadas, lo que puede provocar cirugías infructuosas, desacertadas o innecesarias. La Sociedad Internacional de Cirugía de Restauración del Cabello (International Society of Hair Restoration Surgery, ISHRS), la institución médica más importante centrada en cuestiones vinculadas con la pérdida del cabello, cree firmemente que estos riesgos potenciales comprometen la seguridad del paciente y el resultado del tratamiento, y ha comenzado a informar a los consumidores y los organismos de control acerca de esta problemática.

Vale la pena que haga los deberes

Si bien a nadie le gustaría ser engañado para someterse a una cirugía de trasplante capilar realizada ilegalmente, puede ser difícil determinar si un médico o una clínica que se anuncian en otro país son legítimos. Por este motivo, la ISHRS insta a los posibles pacientes a que siempre hagan las siguientes preguntas además de las preguntas sobre el costo, los riesgos y los beneficios a corto y largo plazo, la proyección de la pérdida de cabello a futuro y el mejor uso de una cantidad limitada de cabellos de donantes antes de programar un trasplante capilar en cualquier parte del mundo:

1. ¿Quién evaluará mi pérdida del cabello y recomendará un plan de tratamiento? ¿Cuál es su preparación, capacitación, licencia y experiencia en cuanto al tratamiento de la pérdida del cabello?
2. ¿Quiénes estarán involucrados en la cirugía, qué papel jugarán y cuál es su preparación, capacitación, licencia y experiencia en la realización de cirugías de restauración capilar?
3. ¿Habrá alguien más, aparte del médico, que no tenga la licencia estatal correspondiente y que realice incisiones o injertos durante la cirugía? Si así fuera, identifique a esa persona, explique su papel específico y sus credenciales, y por qué está legalmente facultado para realizar la cirugía.
4. ¿Todos los involucrados en la cirugía están cubiertos por una póliza de seguro en caso de mala praxis médica?

En caso de que un médico no desee responder sus preguntas, o proporcionar la información que está solicitando, debería sospechar  que esta práctica no es honesta. Confíe en sus instintos, no tome decisiones impulsivamente y recuerde que lo barato puede resultar costoso. Las consecuencias de un trasplante de cabello mal hecho pueden ser graves y duraderas. Como se suele decir: "el comprador asume el riesgo"; por eso, ¡tenga cuidado y haga los deberes!

Médicos respetables hacen la diferencia

Cuando el médico correcto realiza una cirugía de restauración capilar de manera segura y eficiente, crea una apariencia natural y resultados permanentes que son prácticamente indetectables. Existen muchos médicos respetables excelentes en todas las partes del mundo que realizan trasplantes capilares excepcionales, y algunos pacientes viajan miles de kilómetros para quedar en sus manos confiables. Para encontrar un médico idóneo para la restauración capilar, tanto en su propio país como en algún otro que siempre haya deseado conocer, use todos los recursos disponibles. Haga su tarea y sea un consumidor informado para evitar convertirse en un desastre antinatural.
 

Show on Home Slider: 
Yes

Share this article:

Twitter icon
Facebook icon
LinkedIn icon