Comparación entre la cosecha de bandas y la FUE

Comparación entre la cosecha de bandas y la FUE

Hace algunos años, los expertos comenzaron a abogar por una nueva manera de realizar las cirugías de trasplante capilar. En lugar de la cosecha en bandas tradicional (mediante la cual los médicos tomaban una banda de tejido con cabello de una parte de la cabeza y la colocaban en otro lugar), los expertos comenzaron a abogar por la FUE. FUE son las siglas inglesas de "follicular unit extraction" (extracción de unidades foliculares). Este método consiste en tomar unidades foliculares de uno a cuatro cabellos en lugar de bandas enteras, y trasplantarlas a otro lugar de la cabeza. El "nuevo método" tardó en popularizarse. Muchos médicos probaron la técnica de FUE con diferentes niveles de éxito.

Área donante y formación de cicatrices
La cosecha en bandas produce una cicatriz lineal. El aspecto de la cicatriz de la banda puede ser una preocupación importante para los pacientes que usan el cabello muy corto. A la mayoría de los pacientes que les realizan una cosecha en banda les quedan cicatrices mínimas que se ocultan con facilidad bajo el cabello. En muchos casos, es posible que la cicatriz no se note en absoluto, salvo que se realice una revisación cuidadosa. Sin embargo, a algunos pacientes les quedan cicatrices que se ensanchan, y a otros les quedan también varias cicatrices debido a que se les realizaron varios procedimientos.

La planificación cuidadosa del cirujano puede reducir los problemas de las cicatrices de las bandas. Al limitar el ancho de la banda extraída, el cirujano puede minimizar la cicatriz del área donante. Para evitar múltiples cicatrices, muchos médicos que aplican la cosecha en bandas emplean una técnica de una sola cicatriz incluso si se realizan varios procedimientos. La realización de una disección cuidadosa a lo largo de la línea de incisión puede reducir el daño a los folículos capilares. El cierre con tensión mínima o sin tensión también puede ayudar a evitar el ensanchamiento de las cicatrices. Esto permite que el cabello oculte la cicatriz, y el cabello que crece a través de la cicatriz puede limitar el estiramiento. Es fundamental evitar que se dañen los folículos capilares a lo largo de las líneas de incisión para evitar la aparición de una cicatriz prominente.

El fundamento principal del uso de la FUE es que se evitan las cicatrices lineales. Varios partidarios de la FUE dicen que esta no implica cortes, es menos invasiva y no produce cicatrices. Si bien no se produce una cicatriz lineal, quedan cicatrices circulares. La longitud de la incisión es mayor con la FUE que con la cosecha en bandas.

La FUE incluye "cortes", y se producen cicatrices, como lo muestran los "puntos" decolorados que se ven cuando se usa el cabello muy corto. Esos “puntos” pueden ser una reacción cicatricial o pueden ser cambios pigmentarios inflamatorios, en particular en personas de piel más oscura.

Con la FUE, a medida que se cosechan cada vez más injertos, el área puede parecer apolillada. Si los injertos se toman demasiado juntos, puede quedar un aspecto de cicatriz. En algunos pacientes, si se extraen muchos injertos, puede quedar una línea clara entre las áreas que se cosecharon y se dejaron solas. Esto es opuesto a la técnica de bandas, en la que se vuelve a unificar cabello de densidad similar en la línea de sutura.

En la cosecha en bandas, los médicos toman bandas de tejido con cabello de una parte de la cabeza y las colocan en otro lugar, mientras que en la FUE (extracción de unidades foliculares), los médicos toman unidades foliculares de uno a cuatro cabellos, en lugar de bandas enteras, y las trasplantan a otro lugar de la cabeza.

Supervivencia de los injertos
Hay una controversia en cuanto al porcentaje de supervivencia de los injertos de la FUE en comparación con los de las bandas. Existe cierta preocupación en cuanto a que los injertos de la FUE tienen menos probabilidades de sobrevivir debido a que pueden tener muy poco tejido circundante. Esos injertos son más propensos a la deshidratación, que ha probado ser una causa importante de reducción de la supervivencia de los injertos. La falta de tejido circundante del folículo piloso a menudo se produce porque se “jala” el injerto para extraerlo. La mayor manipulación empleada para extraer un injerto también puede contribuir a reducir la supervivencia.

Con la FUE, la probabilidad de dañar cabellos es mayor que en la cosecha en bandas, lo que puede producir un crecimiento deficiente o inexistente según el nivel del daño. Los porcentajes del daño varían ampliamente con la FUE. Por otro lado, con la cosecha en bandas, los injertos pueden dañarse cuando se realizan las incisiones iniciales en la piel y la disección posterior del tejido, pero esto se considera mínimo. El uso del microscopio para la disección de la banda donante debe limitar los porcentajes de daño al 1 ó 2%. Los injertos creados con cosecha en bandas en general tienen una mayor cantidad de tejido y grasa circundante. Esto puede reducir la probabilidad de deshidratación y permitir una mayor libertad de acción en la manipulación de los injertos durante la colocación, lo cual mejora la supervivencia del injerto.

Colocación de los injertos
Si los injertos se colocan de forma manual, no hay diferencia entre las dos técnicas. Puede haber alguna preocupación en cuanto a la fragilidad de los injertos de la FUE y a su mayor propensión a secarse.

Los injertos cosechados a la perfección pueden dañarse durante la fase de colocación y no crecer. Los traumatismos y la deshidratación de los injertos son factores muy conocidos que pueden aparecer en manos inexpertas y que afectan la supervivencia del injerto. Cualquiera sea el modo de cosecha de los injertos, se necesita una cantidad considerable de habilidad y conocimientos técnicos especializados para colocarlos con un resultado excelente o incluso aceptable. El cirujano debe ser capaz de crear un "plano" estético para la colocación de los injertos, determinando la distribución de 1, 2 y 3 injertos de cabello. Es obvio que el diseño de la línea del cabello es importante, así como el plan de injertos del resto del cuero cabelludo.

Cantidad de injertos por sesión
En general, la mayoría de los médicos que realizan FUE no pueden hacer en una sola sesión tantos injertos como con la cosecha en bandas. Con la cosecha en bandas, son muy comunes las sesiones de 2000 a 3000 injertos, y algunos médicos con frecuencia realizan sesiones de más de 4000 injertos. Sin embargo, hay algunas excepciones, y algunos médicos que realizan FUE de forma rutinaria también informan más de 2000 injertos.

En la cosecha en bandas, los médicos toman bandas de tejido que contienen cabello de una parte de la cabeza y las colocan en otro lugar, mientras que en la FUE (extracción de unidades foliculares), toman unidades foliculares de uno a cuatro cabellos, en lugar de bandas completas, y las trasplantan a otro lugar de la cabeza.

Pericia técnica
Para la cosecha de FUE se requiere un conjunto de habilidades un poco diferente. El cirujano debe tener la capacidad de alinear el pequeño sacabocados correctamente, hallar la profundidad correcta y ajustar el sacabocados para adaptarse a los cambios de dirección del cabello. La preocupación principal con la FUE es el porcentaje de daños. Si los cabellos de una unidad folicular se dañan, tienen menor probabilidad de crecer. Los informes de los médicos que realizan FUE indican que el porcentaje de daño es mayor que con la cosecha en bandas.

La FUE puede ser un proceso tedioso que puede fatigar tanto al paciente como al médico. Esto puede limitar la cantidad de injertos que se pueden cosechar en una sola sesión.

La curva de aprendizaje de la FUE puede ser lenta para los médicos acostumbrados a realizar excisiones con escalpelos y no habituados al uso de sacabocados. Trabajar con una menor distancia focal puede resultar tedioso y producir problemas en el cuello y la nuca.

Costo
El costo de la FUE suele ser considerablemente superior al de la cosecha en bandas en función de cada injerto. Los costos pueden ser superiores al doble del precio de la cosecha en bandas.

Vello corporal
La FUE puede ser muy útil para cosechar vello corporal. En esos casos, la mayoría de las unidades foliculares son vellos simples.

Pocos injertos
Si se necesitan pocos injertos, la FUE puede ser una opción excelente. Con el uso de la técnica con filas estrechas de cabello recortado, sería relativamente fácil ocultar el trabajo y evitar que se produjera una cicatriz lineal.

La FUE y las cicatrices
La FUE puede usarse para tratar de ocultar las cicatrices lineales del área donante. Muchos cirujanos de restauración capilar consideran que ese es otro excelente uso de la técnica. Algunos cirujanos sugieren que el uso óptimo de las técnicas es una combinación de cosecha en bandas y FUE.

Complicaciones
Algunos cirujanos que prefieren la FUE consideran que sus pacientes sienten menos dolor y que la recuperación es más rápida. Hay pocos datos que respalden esa opinión.

Con las dos técnicas se produce sangrado, pero este es más significativo con la cosecha en bandas. Dicho esto, el sangrado no se considera un problema con la cosecha en bandas.

Resumen
Tanto la cosecha en bandas como la FUE son técnicas aceptables de cosecha de injertos donantes. Cada técnica tiene ventajas y desventajas. En cuanto a la relación costo-beneficio, la cosecha en bandas parece ser el procedimiento más conveniente. La FUE es muy apropiada para los pacientes que insisten en que no les quede una cicatriz lineal. Puede ser una opción excelente para pacientes jóvenes que desean realizarse operaciones pequeñas. La FUE puede ser la opción ideal para cosechar vello del tronco, las piernas y los brazos, y su método es excelente para ocultar cicatrices de bandas.

Show on Home Slider: 
Yes

Share this article:

Twitter icon
Facebook icon
LinkedIn icon