Cirurgia de transplante capilar

El trasplante capilar es una intervención en la que se toma pelo de la parte posterior de la cabeza y se traslada a la zona de caída del cabello. La parte trasera y los laterales del pelo de un cuero cabelludo con calvicie son conocidos como el cabello donante dominante, ya que se trata de un tipo de pelo que continuará creciendo de por vida en la mayoría de los hombres. El trasplante de este pelo a una zona calva no afectará a su capacidad de crecer. La dominancia donante es la base científica del éxito del trasplante capilar. El Dr. Okuda de Japón describió por primera vez el uso de pelo trasplantado para reparar cejas y pestañas con cicatrices. Lamentablemente, el estallido de la Segunda Guerra Mundial impidió que este valioso descubrimiento se conociera en el resto del mundo hasta dos décadas después. El Dr. Norman Orentreich publicó el primer informe ampliamente difundido sobre la cirugía de trasplante capilar en 1959, momento en el que nació el campo de la cirugía de trasplante capilar.

Los candidatos a la cirugía de trasplante capilar son personas con pérdida de cabello que todavía tienen suficiente cabello donante en la zona posterior y los laterales del cuero cabelludo como para trasplantarlos a las zonas calvas. En el pasado, muchos pacientes calvos no eran aptos para la cirugía de trasplante capilar, pero las técnicas modernas han mejorado el arte de este tipo de cirugía, de manera que muchos más hombres ahora son candidatos aptos.

La cirugía de trasplante capilar ha avanzado a pasos agigantados en la última década. Los días de los injertos en hilera o a mechones han pasado a la historia y ha llegado la era de los micro y miniinjertos capilares. Gracias al uso de estos injertos capilares de cabellos con diferentes grosores de raíz, así como a los nuevos y mejorados instrumentos, los cirujanos capilares capacitados pueden darle al cabello un aspecto natural que resulte apropiado para cada paciente individual. Los injertos capilares de un solo cabello en cada punto logran el aspecto más natural y fino. Aunque no proporcionen mucha densidad, sí que ofrecen la indispensable línea de cabello poco marcada que dará paso a un pelo más grueso. La reconstrucción del nacimiento del cabello requiere una buena técnica quirúrgica y también dotes artísticas. Es sumamente importe hacerlo bien a la primera y, por tanto, requiere una considerable previsión y planificación. Cómo hacerlo bien. Al examinar el nacimiento del cabello de una persona sin calvicie se observa la presencia de numerosos cabellos individuales en la primera línea del nacimiento del pelo. Los microinjertos son pequeños injertos que contienen de 2 a 3 cabellos situados por detrás del nacimiento del cabello para ofrecer una densidad capilar que aumenta gradualmente. Por último, los miniinjertos contienen 4 o más cabellos situados bastante por detrás del nacimiento del pelo, de manera que los cabellos individuales y los microinjertos se combinan de forma natural con la densidad que ofrecen estos injertos de mayores dimensiones.

La terminología y las técnicas utilizadas por muchos cirujanos de la ISHRS difieren. Esto se debe a que los cirujanos de la ISHRS son innovadores y están a la vanguardia de la cirugía de trasplantes capilares. Como es lógico, las técnicas nuevas también dan paso a nueva terminología. Aunque las técnicas de cada cirujano tienen variaciones, el uso combinado de estas técnicas de injertos proporcionan los resultados más naturales y agradables.

Los efectos secundarios de la cirugía de trasplante capilar son relativamente leves y consisten en un ligero dolor e incomodidad tras la operación, inflamación que puede bajar hasta la zona de los ojos y la formación de costras sobre los injertos, que desaparecerán en una semana aproximadamente. Los problemas más graves como sangrado, formación de cicatrices e infecciones son infrecuentes. La cirugía moderna de trasplante capilar es cómoda, predecible y los resultados complacen a la mayoría de los pacientes.
Sin embargo, la caída del cabello es un proceso de por vida y la mayoría de los hombres desarrollarán un patrón de calvicie masculina (debido a las hormonas masculinas) hasta los 40-45 años aproximadamente. Después de esas edades, el proceso de envejecimiento debilita todo el cabello. La pérdida progresiva del cabello o el deseo de tener más densidad requerirán más intervenciones de trasplante. No obstante, las técnicas modernas permiten que los cirujanos especializados en trasplantes capilares realicen un mayor número de injertos cada vez, lo que reduce el número de intervenciones necesarias para lograr el resultado deseado.
 

Restauración capilar quirúrgica: complicaciones quirurgicas y factores de riesgo

Reducción de la alopecia y reducción del cuero cabelludo

Información para los pacientes de transplante de cabello

Share this article:

Twitter icon
Facebook icon
LinkedIn icon